Reseña La guía del caballero para el vicio y la virtud de Mackenzie Lee 

04 marzo 2019

La guía del caballero para el vicio y la virtud
Mackenzie Lee | Puck | 416 páginas | Tapa blanda con solapas | Cómprala aquí

Sinopsis:

A Henry “Monty” Montague no le importa que sus placeres lo alejen del lord que está destinado a ser. Por eso, cuando se embarca en un Gran Tour por Europa, con su hermana Felicity y su mejor amigo Percy (que también es su amor secreto), un placer distinto lo espera a la vuelta de cada esquina. Como su padre quiere que se haga cargo de la herencia familiar cuando regrese, Monty está decidido a convertir este Tour en uno inolvidable, eso incluye coquetear con Percy de París a Roma, beber mucho, apostar hasta lo que no tiene y conquistar hombres y mujeres de todas las nacionalidades. Pero una de las tantas decisiones imprudentes de Monty convierte lo que iba a ser un viaje lleno de placer en una persecución casi mortal. Es así cómo pone en duda todo lo que sabe, incluso su relación con el chico que tanto quiere.

Ingeniosa, deslumbrante e intrigante en todo momento, "La guía del caballero para el vicio y la virtud" es un juego irresistible que explora las incontables y difusas líneas que existen entre la amistad y el amor. 



Mackenzi Lee tiene un BA en Historia y un MFA en Escritura para niños y jóvenes por la Simmons College.  Sus historias cortas de ficción han aparecido en Atlas Obscura, The Boston Globe,  Crixeo y en Newport Review, entre otros.  Su novela debut, "This Montruos Thing", ganó el premio PEN New England-Susan P. Bloom Children’s Book Discovery Award.  Su segundo libro, "La guía del caballero para el vicio y la virtud", es best seller del New York Times y un best seller ABA. Obtuvo cinco reseñas destacadas y ganó  el Stonewall Book Award Honor 2018 y  un New England Book Award. 


Tras una gran temporada sin leer ni escribir nada de nada, me hace ilusión haber encontrado un libro que por fin ha conseguido transmitirme lo suficiente como para volver a hacer aparecer el gusanillo por seguir leyendo y haberme motivado a volver a escribir una reseña de nuevo. Mi teoría principal es que este libro estaba en mi punto de mira desde hace tiempo (llevo oyendo hablar muy muy bien de este libro tanto de su versión original como de blogs de Latinoamérica) y ha conseguido cumplir mis expectativas. No se ha convertido en mi libro favorito de todos los tiempos, pero sinceramente, con sentir que mientras leía me iba gustando, ya me siento satisfecha.

¿Y qué se nos presenta en La guía del caballero para el vicio y la virtud? Todo empieza con Monty, un chico con la vida resuelta y un futuro asegurado, pero inconformista como el que más. Mientras que su familia espera de él que sea responsable, un ejemplo a seguir con su comportamiento y viva siguiendo las normas de la sociedad actual a rajatabla, él hace todo lo contrario. Lo único que le importa es vivir la vida al límite: fiestas en las que beber hasta caer en redondo, jugar con hombres y mujeres por igual y alejarse de todo lo que es “políticamente correcto” en cuanto tiene la oportunidad. Y aunque al principio parezca que todo es pura superficialidad, a medida que avanza la trama puede verse que Monty tiene sus propios y oscuros motivos para ser como es.

En un intento de que Monty se convierta en un hombre de bien y deje atrás la vida de vicios y locura que lleva, su padre decide hacer un último movimiento: enviarlo de viaje por Europa junto a su mejor amigo Percy y su hermana pequeña, Felicity, para que empiece a establecer relaciones internacionales y aprenda lo que el mundo tiene que ofrecerle. Vamos, que por mucho que Monty pretenda lo contrario, este no es el viaje de placer y desfases que él creía que tendría y quizás finalmente no sea nada de lo que creían ninguno de los dos.

Entre secuestros, viajes de carretera accidentados, bandidos pobres y ricos, referencias a la alquimia y unas situaciones mucho más complicadas para los tres de lo que pensaban, Monty, Percy y Felicity se ven metidos de lleno en un viaje por la Europa del siglo XVIII bastante accidentado.

Pero como no podía ser de otra manera, me pierde el romanticismo y entre aventura y aventura me ha gustado mucho encontrarme una historia de amor como esta. En esta historia la amistad es más importante que el amor, pero Monty está coladísimo por su mejor amigo Percy y eso se nota. Es un amor unilateral que vive y sufre como el que más. Mantienen una relación de amistad muy íntima, pero Monty siente por él algo más que amistad y es consciente de ello. Por ello se encuentra ante una dura realidad contra la que no puede hacer frente: ya no es solo que no quiere hacer nada que pueda llevarle a perder a su mejor amigo, sino que Percy es un hombre y encima de color y hacer pública una noticia así puede ser demasiado.

Y mientras que a Percy y su personalidad tranquila y atenta vamos conociéndolos a través de todo lo que Monty va alabando de él, ya que tampoco es un personaje que destaque y se haga notar mucho por encima de los demás, Felicity sí que va haciéndose notar. Una chica muy avanzada para la época en la que vive: inteligente y curiosa, con pasión por la medicina y una feminista en toda regla. Tener estos tres personajes juntos como protagonistas ha mejorado mucho la novela.

La guía del caballero para el vicio y la virtud ha sido una buena lectura para ir retomando el ritmo. Amor que ves nacer y crecer poco a poco, pero sobre todo amistad, personajes que llegan a transmitir su pasión a través de las páginas y una ambientación que te transporta a otra época sin apenas darte cuenta. Una historia con un toque original que encantará a los amantes de las aventuras y las bonitas historias de amor.

¡¡Nos leemos!!
Muchas gracias a la editorial por el envío del ejemplar

¿Empezamos 2019?

04 enero 2019

Empieza 2019 y con ello representa que también debería empezar una nueva etapa en el blog... aunque, para seros sincera, dudo que sea una etapa nueva cuando va a seguir tal cual lo hacía el año pasado. ¿A qué se debe todo esto? Muy fácil:

Intentarlo lo intento, pero llevo una buena temporada que soy incapaz de verme con un libro en las manos. La cosa está en que no es que no quiera leer; tengo un libro maravilloso a la mitad que me encanta (dícese de Fuego y Sangre de George R. R. Martin), pero ni aun así consigo ponerme con él. Lo veo en la mesita, tan perfecto y fabuloso, y le hago ojitos porque es una preciosidad pero ni por esas consigo encontrar un momento en el que me apetezca leerlo... 


Cuando veo que ni queriendo cojo un libro

Y a estas ganas locas por leer se han unido las que envuelven todo el mundo literario. Es como si hubiese perdido la emoción que sentía antes, como si estuviese un poco saturada de ello y ahora mismo estuviese obligándome a seguir con ello por el simple hecho de no abandonarlo. ¡Y no! No quiero que el blog llegue a un punto en el que me resulte una obligación o incluso que pierda toda esa alegría que sentía, ya no al principio, sino durante todo este tiempo que he ido escribiendo siempre que he podido en él.

No tengo ganas de ponerme en el ordenador a escribir, aunque luego una vez esté en ello me encante y me cueste parar; no tengo ganas de leer, aunque luego tengo un buen libro en mis manos y siento que el tiempo vuela mientras leo. Es una sensación muy rara y frustrante a la vez.

¿Alguna vez os ha pasado el estar mirando próximas publicaciones y decir: "es que no me llama nada de nada"? Pues esa es mi situación ahora mismo. Es bastante tétrico todo.

P: ¿Cómo llevas las lecturas de 2019?
Yo: 

Mi solución es decirme a mí misma que debo dejar de pensar en ello, hacer lo que más me apetezca hacer en ese mismo momento y dejar que todo fluya, porque llegará un momento que todo encajará de nuevo sea como sea.

Lo más probable es que un día vuelva como si nada hubiese pasado, escribiendo con emoción contenida y con mil ideas nuevas. ¿Me esperaréis?

¡¡Nos leemos!!

¡¡Feliz Navidad, felices fiestas y feliz todo!!

24 diciembre 2018

Cómo se nota que ya he empezado a relajarme de verdad, porque os escribo esto con una playlist genialosa con canciones de Navidad de fondo y voy escribiendo mientras me muevo al ritmo de la música jajaja

Hoy solo me paso rápido por aquí para desearos a todos una feliz Navidad, un fabuloso año nuevo y que paséis unas felices fiestas. ¡Ojalá este 2019 venga cargado de felicidad y buenos momentos para recordar toda la vida!



¡¡Nos leemos!!