Reseña Nunca digas siempre de Jennifer L. Armentrout

12 abril 2017

Nunca digas siempre
Autora: Jennifer L. Armentrout
Traducción: 
Victoria Horrillo Ledezma
Editorial: 
Puck
ISBN: 
978-84-96886-62-9
Páginas: 
544
Edición: 
Tapa blanda con solapas

Sinopsis:

Ella aprendió que el silencio era su mejor arma.  Él juró que siempre la protegería.  Ambos comparten un terrible pasado, que los llevó a forjar un vínculo indestructible. O eso creían ellos. Porque sus caminos se separaron abruptamente hace cuatro años.  Mallory y Rider llevan todo ese tiempo tratando de superar las terribles experiencias vividas en un hogar de acogida. Intentando construir un futuro. Tratando de olvidar. Pero ahora, justo cuando creían estar dejando el pasado atrás, Mallory y Rider acaban de reencontrarse en el instituto y descubren que el intenso vínculo de infancia sigue ahí… al igual que la heridas. Enfrentados a la fuerza de sus sentimientos, Mallory y Rider deben decidir si seguir aferrados a las mismas armas que les ayudaron en el pasado o arriesgarse a construir algo nuevo en un futuro incierto. 

Jennifer vive en Martinsburg, Virginia Occidental. Cuando no está escribiendo, pasa su tiempo leyendo, viendo películas malas de zombis o paseando con su marido y su Jack Russell, Loki. Sus sueños de convertirse en escritora se iniciaron en las clases de algebra, lo que explica sus malas notas en matemáticas. Jennifer escribe YA paranormal, ciencia ficción, fantasía y romance contemporáneo. También escribe novelas para adultos bajo el seudónimo de J. Lynn.
26721568Cuando supe que iban a publicar una nueva novela de Jennifer L. Armentrout, me preparé mentalmente para leerla. Sabía que tarde o temprano lo haría. Ya puede ser romántica contemporánea como es ésta, o de fantasía, a lo que estoy más acostumbrada, que la iba a leer sí o sí. ¡Es lo que tiene tener una autora de literatura juvenil favorita! Intenté no leer nada que tuviese que ver con la novela antes de ponerme yo con ella. Solo la portada ya me gustaba demasiado y no queria crearme unas expectativas más altas de las que ya tenía (algo complicado, sí, pero posible). En parte, menos por una petarda que me dijo que el libro era genial, no supe nada más, así que cumplí mi objetivo. De ahí a ponerme con ella no pasó mucho tiempo. Y esto es con lo que me encontré: 

Tenía claro que iba a ser un libro algo dramático por su sinopsis, ya que los personajes tienen un pasado oscuro que los atormenta diariamente lo quieran o no. Por un lado eso está bien, porque según cómo sean dichos personajes y la forma en la que la autora les haga manejar su presente en función de su pasado, eso añade una chispita de emoción a una novela que siendo romántica contemporánea puede no pasar de una relación amorosa normal y corriente. Quizás me hubiese resultado algo aburrido, no lo sabré nunca... El caso es que la autora decide usar la carta de "personajes con pasado oscuro" y el resultado no ha ido nada mal. 

Rider y Mallory son dos personas que pasaron por un infierno juntos en su infancia y aquello les hizo crear un vínculo irremplazable. Por mucho que pase el tiempo, ambos sufrieron demasiado como para olvidarlo. Tanto que incluso cuatro años después, cuando nunca creían volver a encontrarse, descubren que esas heridas siguen abiertas y que está en su mano el conseguir cerrarlas poco a poco.  

Mallory aprendió que si quería sobrevivir necesitaba hacerlo en silencio. Rider prometió protegerla. Aunque ya no necesiten hacerlo, las viejas costumbres tardan en perderse.  

A Mallory le cuesta encontrar su voz. Expresarse con normalidad, comunicarse con los demás y el demostrar sus sentimientos y todo lo que pasa por su brillante cerebro parece haberse convertido en algo que solo ella misma conoce. Incluso es difícil hacerlo con sus padres adoptivos, los que la ayudaron a dar ese paso final de dejar por fin atrás su agitada vida y vivirla con normalidad. Perder el miedo a que se oiga su voz y no tener que mantenerse en silencio siempre es lo más difícil que ha hecho en su vida. Mallory es una chica valiente, una luchadora nata. Quiere superarlo y hace todo lo que está en su mano para no decepcionar a los que le rodean, pero sobre todo a ella misma.  

Es en ese momento en el que vuelve a aparecer Rider en su vida. Ese chico que tanto la ayudó y apoyó en el pasado. Por mucho que hayan pasado cuatro años, Rider sigue siendo Rider para Mallory. ¿Y si ambos se reencuentran? Incluso para Mallory pueden sobrar las palabras. 

33155702¿Cómo no morir de nuevo de amor con las novelas que escribe esta mujer cuando las hace tan condenadamente bien? Porque lo he leído con el kindle y no se puede, pero si hubiese tenido el libro en papel, ahora mismo lo tendría lleno de post-it. Habría sido la locura de los post-it con tantas y tantas citas y momentos inolvidables que me hubiese gustado remarcar (que lo he hecho, pero no es lo mismo leyendo en digital. No queda tan tan visual. Ya me entendéis).  

Sin lugar a dudas, el punto fuerte de esta novela han sido sus personajes, así como la historia de amor tan preciosa que nace entre ellos. Son completamente adorables. Mallory y Rider por separado ya son un amor, pero cuando están juntos... aparecen chispas, los sentimientos de ambos fluyen y se entrelazan y las emociones se desbordan por todas partes. Me ha gustado muchísimo.  

La única parte negativa que he encontrado es que tanto tanto drama me ha llegado a saturar. No podía con tanto. Es decir, estaba preparada para una historia dramática, ¿pero tanto? ¿hacía falta tanto? Ha llegado a un punto en que incluso era capaz de prededir lo que iba a pasar tan solo imaginándome la escena más dramática posible. Ha sido una pena, porque le ha hecho perder ese punto de novela perfecta en lo que estaba convirtiéndose, ya que ha hecho bajar un poquito el nivel de emoción extrema que llevaba desde el principio.  

En definitiva, Nunca digas siempre es una novela que me ha encantado, pero que hubiese resultado perfecta si hubiese tenido un poquito menos de tanto drama por todas partes. No me arrepiento de haberla leído, ni mucho menos, pero me ha quedado esa espinita clavada por haberme encontrado demasiado con algo que esperaba, pero no tan a lo grande.

Nos leemos!!







6 comentarios:

  1. ¡Hola!

    La verdad es que tengo muchas ganas de leerlo. Aún no me he estrenado con la autora y este libro, al ser autoconclusivo, me parecía perfecto para descubrir su pluma. Pero ahora al leerte tengo mis dudas... No sé si todo ese drama me gustará o me pasará como a ti y lo consideraré excesivo. En fin... habrá que ver.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No has leído nada suyo todavía? ¡Pues necesitas hacerlo, sisisiisissiissi! xD

      Eliminar
  2. Buenas!!
    Que de libros nuevos tiene esta mujer.. Y yo me quedé a medias con Lux, jaja.
    Pero no descarto leerlos y volver a disfrutar de su pluma.

    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La saga Lux me gusta mucho, pero mi favorita siempre será la Covenant❤❤❤❤❤❤❤

      Eliminar
  3. Los libros de la autora siempre me han terminado enamorando, y parece que este va por el mismo camino teniendo en cuenta lo mucho que te ha gustado. Lástima lo del drama... A mi no me ha llegado a molestar tanto, así que espero que no pase esta vez, porque tengo ganas de leer esta historia desde hace mucho tiempo :3
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, que eso soy yo. A veces, cuando veo mucho drama en un libro, me enfado como una mona porque quiero más felicidad, unicornios, pétalos de rosa... XDDD

      Eliminar

¡Sentíos libres de comentar a placer! Ya sabéis que todos vuestros comentarios son bienvenidos (excepto los dañinos, el spam y derivados, a los que eliminaré con una sonrisa maliciosa en la cara).