Reseña El palacio de Petko de Lorenzo Silva y Noemí Trujillo

17 marzo 2017

El palacio de Petko
Autores: Lorenzo Silva y Noemí Trujillo
Editorial: 
HarperCollins
ISBN: 
9788491390459
Páginas: 
256
Edición: 
Tapa blanda con solapas

Sinopsis:

2215 no tiene nada que ver con el mundo que conocemos. Los avatares y los humanos conviven como hermanos en Petko: el Nuevo Mundo que surgió tras el desastre de las guerras energéticas. La mayoría de edad se alcanza a los 15 años y a esta edad ya se puede ser policía. Estamos en un mundo dominado por la tecnología y son posibles los viajes virtuales a cualquier época y lugar.

Los avatares de Jasmena, Mirena y Alfonsina, tres hermanas de 18, 17 y 16 años, han desaparecido. Las jóvenes policías Ahti-Anne y Lydia son las encargadas de encontrarlos, junto al informático Cavey. En el curso de esta investigación se darán cuenta de que nada es lo que parece y comienzan a cuestionarse el funcionamiento del Sistema KB: el Sistema informático que controla la energía y los suministros de todo Petko. Entre tanto, nadie puede ignorar que la Resistencia es cada vez más fuerte y está poniendo en serio peligro la continuidad del sistema.

Los tres jóvenes se enfrentan a un dilema moral importante, según avanzan en el caso: ¿qué es más importante, la libertad de los humanos o su tutela absoluta por parte de un Estado que cubre sus necesidades básicas para no volver a repetir los errores del pasado?



Noemí Trujillo, poeta y escritora catalana, ha publicado los poemarios: La Magdalena, Lejos de Valparaíso, La muchacha de los ojos tristes (también en edición bilingüe The Girl with Sadness in her eyes) y Solo fue un post.   Su último poemario, Brooklyn Bridge, ha sido finalista de la XXXIII edición del premio internacional de poesía Ciudad de Melilla.   
Además de poesía y relato breve escribe literatura infantil y juvenil.   
Es editora del sello Playa de Ákaba. 

Lorenzo Silva Madrid, (1966- ). Licenciado en derecho y escritor, comenzó su producción literaria en la década de los ochenta. Su obra abarca diversos géneros que van desde la poesía al ensayo, pasando por la novela y los artículos periodísticos. Es autor también de algunas obras para el público juvenil. A pesar de su juventud, ya ha obtenido varios galardones, entre los que destaca el premio Nadal del año 2000 con El alquimista impaciente, el premio Primavera 2004 con su obra Carta Blanca y el Premio Planeta en 2012 con La marca del meridiano, la séptima entrega de Bevilacqua y Chamorro.




Esta es una de esas reseñas que me cuestan escribir. Tener muchas expectativas hacia un libro y que éste luego acabe decepcionándote estrepitosamente provoca eso precisamente. Me da bastante rabia que me haya pasado esto, porque si habéis leído la sinopsis estoy convencida de que sois de los que pensáis un poco como yo y creéis que es un libro con una pintaza estupenda, pero no. Por desgracia no ha llegado a convencerme ni un poquito. 

Para empezar, me costó muchísimo conectar con la historia. No sé si es porque todo parece empezar demasiado rápido y no deja de aparecer nueva información sin que te haya dado tiempo a asimilar la anterior o por esos cambios de narrador tan drásticos, al principio diferenciados por capítulos pero más adelante separados incluso solo por un párrafo. Es algo que descoloca muchísimo y no es que me ayudase precisamente a sentirme más atraída hacia la novela.

Me da la sensación de que tiene demasiadas pocas páginas para poder llegar a explicar bien a los lectores toda la historia. Es por eso que digo que la sinopsis promete mucho, pero que una vez te adentras en la novela descubres que solo hay pinceladas de esto y de aquello. No hay nada que llegue a desarrollarse apropiadamente y al final acabas con una sensación de decepción tanto por las expectativas hundidas como por el sentir que es un libro que podría haber sido mucho más, pero parece solo haber enseñado la puntita del iceberg.

Además, me he encontrado con otro problema: No basta solo con que no llegase a conectar con la historia, es que también me he encontrado con que había algunas partes en las que se me hacía muy pesado y me dificultaba mucho seguir.  

En definitiva, El Palacio de Petko es una novela que prometía mucho, pero ha acabado en nada. Es una buena idea y tiene un buen planteamiento, pero el que la narración sea tan confusa, los cambios de narrador tan caóticos y los personajes bastante planos, la convierten en una gran decepción.


Nos leemos!!









Muchas gracias a la editorial por el envío del ejemplar

6 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Pues fíjate que te iba a decir de pillarlo y tras leer la opinión...Hay libros, como dices, con muy buen argumento, pero si no saben llevarlo a cabo, no animan en lo absoluto. Una pena.
    Besos ^^

    ResponderEliminar
  2. Hola!

    Me ha pasado igual con este libro, tenía muy buena pinta y me apetecía un montón, y en un principio me estaba gustando pero me faltaba más desarrollo y conectar más con los personajes
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. He leído muchas reseñas parecidas a la tuya y la verdad es que me desanima leerlo porque todos coincidis en los mismo...
    ¡Gracias por tu reseña y siento que no lo disfrutaras!
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también me he puesto a mirar y por lo visto a la mayoría nos ha pasado lo mismo :(

      Eliminar

¡Sentíos libres de comentar a placer! Ya sabéis que todos vuestros comentarios son bienvenidos (excepto los dañinos, el spam y derivados, a los que eliminaré con una sonrisa maliciosa en la cara).